- Advertisement -
26.9 C
Ciudad Juárez
jueves, junio 23, 2022

Presuntos sicarios del Grupo Sombra fueron puestos en libertad diez horas después de ser detenidos

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

México.-Sin cargos ni imputaciones, integrantes de la organización criminal Grupo Sombra regresaron a las calles de Álamo, Veracruz. Diez horas antes, los presuntos sicarios habían sido detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad estatal.

El pasado jueves, Roberto Carlos “N”, alias el Pepo; Abner Audías “N”, alias Payasín; Mario “N”; Francisco “N”, y un menor de edad conocido como el Bombín y/o Bombón, fueron capturados mientras viajaban en una camioneta Jeep Liberty, placas UAV3082, con reporte de robo. En la unidad, los sujetos transportaban armas de fuego cortas y fusiles de asalto, ponchallantas, droga y cartulinas firmadas por el Grupo Sombra.

Según se informó, los cinco pistoleros eran identificados por las autoridades como objetivos prioritarios del gobierno estatal y generadores de violencia. Sin embargo, nada de eso impidió que los hombres fueran liberados. Entre ellos destaca el Pepo quien, de acuerdo con medios locales, estaría involucrado en el asesinato de un comerciante y de cinco personas más.

Hasta el momento, ninguna autoridad de los tribunales del estado ha dado información que esclarezca el motivo de la salida de estos criminales.

El estado de Veracruz, gobernado por Cuitláhuac García, ha sido señalado en diversas ocasiones por la impunidad a grupos criminales como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). La titular de la Fiscalía del estado, Verónica Hernández Giadán fue vinculada a miembros de ésta organización.

Formados en el primer semestre del 2017, el Grupo Sombra llegó para quedarse en Veracruz. Establecidos en municipios como Tuxpan, Poza Rica, Coatzintla y Tihuatlán, los narcotraficantes amenzaron a policías y delincuentes por igual: “nadie se puede meter en nuestros territorios”, señalaron.

La agrupación, que se integró por miembros del Cártel del Golfo, recrudeció la violencia al norte de la entidad, pero al mismo tiempo protegió al pueblo. Cuentan, que en la Navidad del 2017, en ciudades céntricas como Tuxpan y Poza Rica, camiones y combis sin rotular, repartieron cenas y bebidas a nombre de las “Fuerzas Especiales Grupo Sombra”.

La historia fue casi similar en octubre de 2018, cuando a los damnificados por las lluvias de distintos municipios de Veracruz, les entregó una paca de ropa acompañadas del mensaje: “Esto es para la gente de nuestro pueblo. No están solos, estamos con ustedes” . Atentamente, Grupo Sombra”, se leía.

En 2018, el Grupo Sombra, protagonizó una de las escenas más violentas relacionadas con el narcotráfico. Se trató de la decapitación de la Comandanta Paty, a quien identificaron como responsable de planificar secuestros en distintos municipios de Veracruz para el Cártel de Los Zetas.

Hincada y encañonada por tres hombres, fue ejecutada la mujer que habría perpetuado crímenes en Ozumala, Pánuco y Tuxpan.

En las grabaciones difundidas en redes sociales, se muestra a la mujer en el suelo, boca abajo y con los ojos vendados, cuando uno de los presuntos miembros del Grupo Sombra toma su cabeza, y con un cuchillo la decapita.

Ese mismo año, la Fiscalía anunció que varios integrantes de dicha célula delincuencial fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad pública por delitos de secuestro, extorsión y homicidios.

Actualmente, la organización delictiva opera en estados como Veracruz, Hidalgo, Tamaulipas y San Luis Potosí, por lo que se encuentra en disputa con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Los Zetas.

Fuente Agencia

- Advertisement -
- Advertisement -
Última Hora
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
Related news
- Advertisement -
- Advertisement -