- Advertisement -
31.1 C
Ciudad Juárez
martes, mayo 17, 2022

Madre asesina a sus tres hijos, pensaba que estaban poseídos

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Estados Unidos.-La policía de Los Angeles encontró un terrorífico hallazgo, luego de atender una llamada anónima y vio a una madre latina que admitió haber asesinado a sus tres pequeños hijos el 8 de mayo, ya que pensaba que estaban poseídos.

De acuerdo con un reporte del LAPD, la madre latina admitió haber matado a sus tres pequeños en una casa ubicada en West Hills, además que fue ayudada por un adolescente de 16 años.

Angela Flores, de 38 años cometió el crimen junto a su hijo, justo antes de celebrar el Día de las Madres y las autoridades harán una investigación para saber qué sucedió al interior de la vivienda.

Flores afirmaba creer que los niños estaban poseídos por demonios, por lo que azotó sus cuerpos y pensaba que así podría expulsar a los demonios de sus cuerpos, según un reporte de la policía.

Un reporte indica que las autoridades recibieron una llamada alrededor de las 7:40 a.m. del domingo 8 de mayo, la cual provenía de Victory Boulevard, en el Valle de San Fernando.

Una vez que los paramédicos llegaron vieron una escena de terror, ya que encontraron a los tres menores sin vida, una niña de 12 años y dos gemelos de 8 años.

Debido a este crimen, un juez impuso una fianza de $6 millones a Flores, mientras que su hijo de 16 años se encuentra recluido en el centro Sylmar Juvenile Hall sin derecho a fianza.

Así también, otro reporte indica que el exesposo de Flores, Jacob Corona, declaró que la llamó el martes por la noche, una semana antes de que matara a los niños y la notó extraña ante los cuestionamientos que hacía.

“Me estaba diciendo muchas cosas sobre Dios. Pero no sonaba bien. No sé qué le pasó”, dijo Corona.

La policía no detalló si la mujer padece de sus facultades mentales
Corona se casó con Flores en 2001 y se divorció de ella en 2007, pero la madre prefería no tener comunicación con el hombre y ella en ese entonces, no había sido madre de los hijos que asesinó.

El Departamento de Niños y Servicios para Familias del condado de Los Ángeles lamentó profundamente la muerte de los menores, pero aseguraron que nunca recibieron reportes de posibles abusos de la mujer.

Un testigo aseguró que cuando Flores cometió el crimen, salió de la casa, abrió una Biblia y prendió unas veladoras, pero los vecinos ignoraban qué sucedía. No se reveló si la mujer tenía problemas mentales.

Con Información de Agencia

- Advertisement -
- Advertisement -
Última Hora
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
Related news
- Advertisement -
- Advertisement -