- Advertisement -
28.5 C
Ciudad Juárez
miércoles, junio 29, 2022

Ex integrante de «La Academia»: ahora vende celulares para “sobrevivir”

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

México.-«La Academia» surgió como un programa que ofrecía fama… pero no en todos aplicó lo mismo. Tal es la historia de Miguel Ángel.

Aunque Miguel Ángel Rodríguez Chapital tenía una prometedora carreta tras salir de «La Academia», su arrogancia y soberbia lo llevaron a cavar la tumba de su trayectoria.

Al ser uno de los finalistas de la primera generación del reality show de TV Azteca, jamás estar nominado y ser considerado uno de los mejores alumnos, Miguel Ángel se olvidó de la timidez y se volvió arrogante, a tal grado que creía que nadie estaba a su altura.

Después de que concluyó el programa, grabó cuatro discos de covers con el sello Sony BMG, ofreció un concierto en 10 de mayo de 2004 en su natal Puebla y participó en el «Desafío de Estrellas I Y II» del que se lanzó al mercado un CD+DVD.

Luego de lo anterior, rechazó invitaciones a conciertos y presentaciones personales, por no considerarlas a su altura o porque no le llegaron al precio, reveló el programa «La Historia Detrás del Mito» hace unos años.

«Piensas que todo te lo mereces y no es así, porque el ego se te crece y se te crece por tonto; porque de estar acostumbrado a que te hacen menos, de repente sales y todos te hacen más y más, y llega el momento en el que te lo crees y está mal, porque empiezas a rechazar todas las buenas oportunidades», confesó Miguel Ángel a dicha producción televisiva.

Miguel Ángel de La Academia vio su carrera truncada

Debido a sus constantes rechazos, paulatinamente las ofertas de trabajo para el exacadémico comenzaron a escasear y finalmente su prometedora carrera como cantante se vio tristemente truncada.

Sin una sólida carrera, la única alternativa que Miguel Ángel Rodríguez Chapital para lograr subsistir y mantener a su familia, fue el comercio ambulante.

«Empecé a vender celulares. Aprendí a ganarme la vida de otras maneras. A mí no me da pena vender taquitos de carne asada y reparar equipos de cómputo. Yo prefiero que me digan, ‘¿qué no deja la cantada’; a decir: ‘Amor, no tengo para la leche», agregó el ex integrante «La Academia».

Actualmente, Miguel Ángel de La Academia también tiene presentaciones en bares y restaurantes de Puebla, las cuales promociona a través de sus redes sociales.

Con Información de Comunicado

- Advertisement -
- Advertisement -
Última Hora
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
Related news
- Advertisement -
- Advertisement -