Se postularon para 42 universidades ¡y en 40 de ellas fueron aceptadas!

class="field field-name-field-copete field-type-text-with-summary field-label-hidden">

Además de buenas calificaciones las jóvenes usaron otro ‘truquito’.

El proceso para entrar a una universidad en Estados Unidos no es nada sencillo, pues no sólo se trata de aplicar y ya, hay que pagar por esto y si un alumno llega a ser seleccionado, en la mayoría de los casos se endeuda para poder estudiar.
Sin embargo, para Akhya y Akhea Mitchell, esto no ha sido problema, pues se postularon para 42 universidades y en 40 fueran aceptadas, además, juntas suman 900 mil dólares (más de 16 millones de pesos) en ofertas de beca estudiantil, por lo que ahora lo complicado será decidir en cuál estudiarán.
Las dos hermanas estudian en Troup County Comprehensive High School en LaGrange, Georgia, donde además de haberse instruido en lo escolar, también aprendieron a buscar oportunidades y aprovecharlas al máximo.
Así que cuando llegó el momento de aplicar para las universidades, un proceso que tiene costo en Estados Unidos, ellas lo hicieron prácticamente gratis, pues aprovecharon las ferias universitarias en las que algunas instituciones ofrecen sus formas de admisión sin costo, además de que ambas están involucradas en organizaciones estudiantiles y tienen buenas calificaciones, lo que les dio ventajas económicas en el proceso.
Lo que no esperaban, y mucho menos imaginaban es que todo ese tiempo invertido, aunado a sus esfuerzos rendiría frutos de tal forma que fueron aceptadas en casi todas las universidades para las que se postularon.
Desde que tengo memoria, nuestros padres nos han insistido en la importancia de la educación. Crecimos en un ambiente en el que constantemente nos recordaron que podíamos ser lo que quisiéramos. La educación es la base que no puede ser destruida por una raza o un género”, dijo Akhea.
Ahora lo complicado viene para hacer la elección de la mejor opción, pues sólo cuentan con tres semanas para hacerlo, pero en definitiva de lo que sí están seguras es de que irán a la misma universidad pues desean vivir esta experiencia juntas.
Vemos como una bendición el poder compartir este viaje de nuestras vidas”.