Se hizo pasar como productor de películas para adultos y para tener sexo

Share Button

¨El depravado grababa a sus víctimas y luego utilizaba las imágenes para extorsionarlas¨

Mario Ambrose Antoine fue sentenciado a 10 años de cárcel, luego de haber sido denunciado por un grupo de mujeres, a quienes engañó haciéndose pasar como productor de películas porno para tener sexo. El contacto se iniciaba en Facebook.

El sujeto, de 34 años de edad y natural de Kansas (EE.UU.), organizaba falsos castings, que en realidad solo servían para tener relaciones sexuales con sus víctimas. Engañaba a muchas con el cuento de ingresar al mundo del cine porno.

En su declaración el hombre aceptó su delito. Dijo que tuvo encuentro íntimos con al menos 10 mujeres durante el tiempo que administraba la falsa empresa.

 

Las víctimas, a quienes había ofrecido sueldos que superaba el medio millón de dólares, tuvieron serios problemas financieros porque se endeudaron pensando que percibirán tales ingresos.

El hombre contactaba a las postulantes a través de la red social Facebook, donde se hacía pasar por una mujer llamada Nikki. Luego las convencía con documentos falsos asegurando que parte de la evaluación era tener sexo con él.

Estos encuentro era filmados y luego servían para extorsionar a las víctimas. Les amenazaba con difundir las imágenes si no accedían a sus exigencias económicas o favores sexuales.

El depravado fue acusado de fraude y violación. La sentencia de 10 años de cárcel se conocerá en el próximo mes de abril.