Refuerzan seguridad en el Vaticano

Las fuerzas del orden de Italia y de los servicios de seguridad del Vaticano blindaron hoy las inmediaciones de la Plaza de San Pedro con motivo de la audiencia general del Papa Francisco, tras los atentados terroristas en Bruselas.

El operativo incluyó decenas de unidades del cuerpo militarizado de Carabinieri, de la Polizia di Stato, de la Policía Municipal y soldados con camiones camuflados del dispositivo “Strade sicure” (Calles seguras).

Ya desde la noche del martes las principales vías de acceso a San Pedro fueron cerradas al tráfico con vallas metálicas y vigiladas en diversos puntos clave.

Todos los feligreses que ingresaron a la plaza vaticana debieron pasar de forma obligatoria por un doble control, que incluyó detectores de metales portátiles y en forma de arco.

A cada uno se le revisó la mochila o la bolsa, según cada caso. Las botellas de vidrio y otros objetos le fueron retirados a los asistentes y esto provocó largas colas en los ingresos.