Las féminas que despreciaron a Donald Trump

La relación que Donald Trump mantiene con el género femenino se caracteriza por ser sexista, vergonzosa y humillante. Lo único que le reconoce es su belleza física, por ello no fue sorpresa que algunas de sus críticas hacia Carly Fiorina (su contrincante por la candidatura republicana) y Hillary Clinton fueran con base en sus respectivas apariencias. ¿Pero es acaso el caballero de brillante armadura cuando se trata de pretender a las mujeres? No. El dragón solo cambia el ángulo de ataque, porque —literal— solo así puede definirse su técnica de cortejo.

Basta con tomar dos casos importantes de mujeres internacionalmente reconocidas. La primera de ellas, Diana de Gales. Durante mediados de los 90, el magnate tuvo la oportunidad de convivir en distintos eventos de caridad con ella. Y aunque durante varias ocasiones se mostró “indiferente” (interesado, pero guardando distancia), fue luego del divorcio de Lady Di que decidió entrar en acción. Según lo declarado por la periodista Selina Scott en el Sunday Times, numerosos buquets de flores llegaban sin cesar al palacio real en Inglaterra, lo cual provocó que la princesa se sintiera más acosada que adulada.

las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek© las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek

Como el dinero no lo puede comprar todo, Diana terminó demostrándoselo e ignorándolo. La reacción de Trump se vio plasmada en 1997 cuando publicó su libro ‘The art of the comeback’; en él contaba su “verdad”: “Sólo tengo un arrepentimiento en el departamento de mujeres: que nunca tuve la oportunidad de conquistar a Lady Diana Spencer”. Vaya que supo escoger las palabras (con excepción de la de departamento), pues nunca admitió que lo habían desechado sin siquiera haber sido considerado como un digno pretendiente. Porque hay que ser realistas, un stalker no lo es y nunca lo será.

El segundo golpe corrió a cargo de una veracruzana y puede que una buena parte de su odio jarocho hacia el pueblo mexicano tenga sus raíces en aquel rechazo. En octubre del año pasado, nuestra paisana Salma Hayek expuso en el programa de radio de Los Ángeles, ‘El show del mandril’, que recibió constantes e insistentes invitaciones por parte de Trump… sin importarle que tuviera novio.

las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek© las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek las mujeres que despreciaron a donald trump como lady di y salma hayek

En la entrevista, Salma procedió a contar lo que ocurrió después. Como era de esperarse, tras la negativa, él se encargó de que una revista aclarara que jamás saldría con Hayek debido a su corta estatura.

No importa qué clase de intención tenga Trump con una mujer; ya sea para destrozarla o seducirla, él es un hombre de cuidado. De esta forma, a su historial de acosos sexuales (a Miss Finlandia, Jessica Drake, Cathy Heller, entre otras), declaraciones misóginas, incestuosas (sobre Ivanka) o pedófilas (respecto a Paris Hilton cuando tenía apenas 12 años), insultos y burlas (a Alicia Machado), así como propuestas indecorosas e infidelidades podemos agregar ahora el punto de esos molestos (para ellas) romances frustrados (para él).