¿La peor droga del mundo es legal y la consumimos sin control?

Darse cuenta de que uno es adicto es algo muy complicado, el cigarro y el alcohol son las adicciones más comunes entre nosotros. Pero recientemente un estudio ha revelado que hay una droga aún peor, es legal y no tiene ningún tipo de control, se trata de el azúcar.

Paul Van Der Velpen, jefe de servicio de salud de Amsterdam, en holanda, afirma que el azúcar es la droga más adictiva y peligrosa de nuestros tiempos, y se debe crear conciencia sobre los graves daños causados por esta droga.

Azúcar

Uno de los daños más comunes de los cuales habló fue de la obesidad, cuyos índices se han incrementado de manera muy rápida en Holanda en los últimos años.  La obesidad trae consigo el síndrome metabólico, enfermedades del corazón y muchas otras enfermedades crónicas, las cuales hacen que el sistema de salud gaste millones de dolares al año y comenta que la actividad física y el ejercicio no son suficientes para revertir esta tendencia.

“Al igual que el alcohol y el tabaco, el azúcar es realmente una droga, esto puede parecer exagerado y descabellado, pero el azúcar es la droga más peligrosa de los tiempos y todavía puede ser fácilmente adquirida en todas partes .El uso de azúcar debe ser desalentado. Y los usuarios deben ser conscientes de los peligros”, afirmó el especialista.

En contra de todos ha desafiado a las industrias de alimentos que insisten en que el azúcar si se consume con moderación no causa ningún tipo de problema, Van der Velpen con bases científicas nos muestra como el cuerpo responde al azúcar y explica que la misma intensifica los antojos y hace que las personas coman mucho más, también señala que el azúcar altera el metabolismo normal de los alimentos lo que al final nos lleva a la adicción, principalmente con los refrescos, los gobiernos de todo el mundo deben tomar cartas en el asunto. El uso del azúcar debe ser desalentado y todos debemos ser conscientes de lo peligrosa que es.

soda-e1334605072819

“Debería etiquetarse, como en los cigarrillos, sobre el peligro que producen los refrescos y  dulces diciendo de que el azúcar es adictivo y perjudicial para la salud. Hasta podría haber un impuesto sobre el azúcar, preparar con respecto a la cantidad de azúcar que puede ser incorporada en un producto, al igual que con la regulación de la sal. Las aseguradoras de salud tendrían que financiar las terapias de adicción a clientes obesos, no ofrecer dulces y refrescos en las escuelas, los fabricantes de bebidas deportivas que estallan de azúcar deben ser demandados por publicidad falsa y así sucesivamente podemos ver que se podría regularizar y controlar la cantidad de azúcar que consumimos”.
Lo que con este estudio nos propone Van der Velpen no es ninguna locura y ya ha sido propuesto en varios países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.