Facebook prohíbe ahora que usen tus datos para espiarte

Facebook prohíbe ahora que usen tus datos para espiarte

En un comunicado publicado por la red social, anuncian cambios en la manera en la que los desarrolladores tienen que tratar los datos de los usuarios: a partir de ahora, queda totalmente prohibido el uso de datos con fines de espionaje.

Facebook se quiere desmarcar de toda la polémica que ha surgido a raíz del último escándalo destapado por Wikileaks, en el que se explicaban los métodos que utilizaba la CIA para espiar a los usuarios en aplicaciones tan populares como WhatsApp, Telegram o Confide.

Y lo ha hecho a través de un comunicado en el que explica un nuevo cambio en su política de privacidad en la que, a partir de ahora, prohibirá de manera expresa a los desarrolladores que requieran datos de los usuarios de Facebook que puedan ser usados con fines de espionaje.

Tampoco, claro, podrán usarse por parte de Estados, gobiernos o instituciones, públicas o privadas, que tendrán que acogerse sí o sí a estas nuevas condiciones de protección de datos si quieren trabajar con ellos de alguna manera.

“Hemos añadido nuevas condiciones a las políticas uso de la plataforma, tanto de Facebook como de Instagram, para explicar más claramente a los desarrolladores que no pueden usar datos obtenidos por nosotros para desarrollar herramientas con usos de espionaje”, reza el comunicado publicado por Facebook.

Del mismo modo, indican que su objetivo es hacer su política de uso más explícita. “Durante los meses anteriores, hemos reforzado nuestros esfuerzos para luchar contra los desarrolladores que han creado herramientas que espiaban, en violación clara de nuestras políticas; ahora queremos estar seguros de que todos entienden estas políticas y cómo les afectan”, añaden.

En este sentido, desde hace unos años, en Facebook ya piden a los desarrolladores que vayan a utilizar ese tipo de datos cuáles serán sus intenciones finales, aunque, claro, uno siempre puede trampear para qué va a querer esos datos y tratar de engañar a la compañía de Zuckerberg.