El vestido tenía una falda larga que iniciaba en la parte superior del abdomen y le cubría todos los pies. En la parte inferior llevaba estampada una foto panorámica de Jerusalén, una ciudad especialmente volátil desde hace algunas décadas por el conflicto entre el Estado judío y Palestina, indica el medio israelí Haaretz. Este es el vestido: