‘El Bronco’ recorta su sueldo y baja tenencia

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, anunció que reducirá a partir de la próxima quincena 20% su propio salario y el de los funcionarios de su gabinete, incluyendo secretarios, subsecretarios y directores.

Además, eliminará el bono de los servidores públicos y cobrará sólo 50% de la tenencia, como estaba acordado desde diciembre de 2015.

Explicó que se trata de las medidas que tomará como respuesta al reclamo ciudadano, a raíz de las protestas que realizaron en días pasados los habitantes del estado.

En un acto realizado en el patio central del Palacio de Gobierno, al que acudieron unas 300 personas, entre funcionarios estatales, alcaldes y legisladores locales, “El Bronco” dijo que son acciones para recuperar la confianza ciudadana y dar un ejemplo ante la situación de incertidumbre y desaliento que atraviesa el país.

Señaló como factores de incertidumbre la política del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la paridad del peso y los aumentos en las tasas de interés, la gasolina, la luz, el predial y en los impuestos que el gobierno cobra para mantener los servicios a los ciudadanos.

El gobernador enfrentó en días pasados dos grandes manifestaciones que exigían hasta su renuncia, en una de ellas un grupo de presuntos infiltrados dañaron el Palacio de Gobierno y lesionaron a cuatro periodistas.

Rodríguez Calderón explicó que cuando pidió al Congreso que aprobara el presupuesto, sin incluir el descuento en la tenencia, ya pactado para 2017, no tenían en mente el aumento en la gasolina que descompuso a todos al obligarlos a modificar muchas cosas.

En un mensaje de media hora, donde no respondió a preguntas de la prensa, Rodríguez Calderón señaló que ya desde 2016, se pusieron en práctica algunas medidas como ya no aumentar los sueldos a funcionarios ni apoyarlos en gastos para gasolina o celular.

“Además, se dejó de pagar por anunciarse en medios de comunicación, todo lo cual permitió ahorros por cinco mil 600 millones de pesos para reducir el déficit gubernamental”, dijo.

“Ante la nueva situación económica, entre las primeras decisiones que se han tomado, el gobernador inicia reduciéndose el 20% de su salario y eso será para todos los secretarios, subsecretarios y directores a partir de la próxima quincena, lo cual permitirá ahorros por 250 millones de pesos”, detalló.

Para el resto de los trabajadores, dijo, se ajustarán a lo que recomiende el Consejo Ciudadano Consultivo de Remuneraciones. Este año, reiteró, no habrá aumentos de sueldo para ningún servidor público, exceptuando las fuerzas de seguridad.

Agregó que el aguinaldo para los primeros niveles de gobierno se reducirá 50%, y se cancelará definitivamente el bono del servidor público que se había conservado hasta menores de 20 mil pesos, pero ahora se cancela para todos los trabajadores del gobierno.

“Tenemos que solidarizarnos con la sociedad e ir migrando para que las prestaciones de los servidores públicos se vayan igualando al resto de los nuevoleoneses”, enfatizó.