Considera Donald Trump usar soldados en redadas

El Gobierno de Trump está considerando una propuesta para movilizar a más de 100 mil soldados de la Guardia Nacional para detener a inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Así aparece en un borrador de un memorándum obtenido por la agencia Associated Press.

El documento de 11 páginas llama a una militarización sin precedentes en la aplicación de las leyes de inmigración en sitios al norte del país como Portland, Oregon, y al este como Nueva Orleans, en Luisiana.

Si se llegara a implementar la propuesta, los gobernadores de los estados afectados tendrían que dar la aprobación final sobre si participarán aquellos miembros de la Guardia Nacional bajo su control.
Cuatro estados fronterizos con México están incluidos en la propuesta, California, Arizona, Nuevo México y Texas, pero también abarca estados contiguos: Oregon, Nevada, Utah, Colorado, Oklahoma, Arkansas y Louisiana.

Según AP, el texto fue escrito por el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

Aunque el personal de la Guardia Nacional se ha utilizado anteriormente para asistir en misiones relacionadas con la inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México, nunca se han utilizado tan ampliamente.

El memorándum está dirigido a los jefes de los servicios de inmigración y aduanas. Sería una guía para implementar la amplia orden ejecutiva sobre inmigración y seguridad fronteriza que el Presidente Donald Trump firmó el 25 de enero.

Tales memorandos se emiten de rutina para complementar las órdenes ejecutivas.

También fechado el 25 de enero, el borrador de la nota dice que las tropas participantes serían usadas para desempeñar las funciones de un oficial de inmigración en relación con la investigación y detención de indocumentados.

El borrador también menciona otros artículos incluidos en la orden ejecutiva de Trump, incluida la contratación de otros 5 mil agentes fronterizos, para lo que necesita financiamiento del Congreso, y su promesa de campaña de construir un muro entre los Estados Unidos y México.

Según la agencia Reuters, un portavoz de la Casa Blanca dijo poco después que la información era falsa, hecho que reiteró Sean Spicer en Twitter.