Conocer el mar lo llevó a su muerte a joven porrista

Sinaloa.- Después de permanecer desaparecido por más de 36 horas en el océano Pacífico, ayer por la mañana, la marea sacó a flote el cuerpo sin vida de Juan Antonio “N”, el joven sonorense que fue arrastrado por una corriente.

A las 07:00 horas, vecinos del área de Cerritos que se encontraban haciendo ejercicios cardiovasculares en la playa se percataron que entre las olas se encontraba el cuerpo de un hombre flotando bocabajo.

El lugar donde ocurrió el hallazgo fue en las playas de un hotel que se encuentra entre el cárcamo de Jumapam, que fue el punto por donde entró el camión en el que viajaban Juan Antonio y sus acompañantes, y el acceso al mar que se encuentra a un costado del estero Del Yugo.

Por vía telefónica, los vecinos se comunicaron a la Central de Emergencia y avisaron a las autoridades de lo que estaba pasando.

Fue la misma naturaleza que se llevó a Juan Antonio de manera tan abrupta, la que lo regresó a tierra de la misma manera, ya que cuando los brigadistas arribaron, el cuerpo ya se encontraba en la orilla.

El único vehículo que pudo acceder hasta la playa donde se encontraba el cuerpo fue una camioneta todo terreno de Protección Civil.

Tanto los autos de Servicios Periciales como el de la funeraria permanecieron en el estacionamiento de un hotel.

Decenas de turistas de los centros de hospedaje que se encuentran alrededor observaban llenos de curiosidad el trabajo que realizaban los peritos, los cuales una vez que concluyeron autorizaron a Protección Civil para que sacara el cuerpo de la playa y lo llevara a la carroza de la funeraria en turno.

Juan Antonio, de 18 años, originario de Agua Prieta, Sonora, viajó a Mazatlán junto a 17 compañeros más para representar a la academia de baile Elite Dance Center en un concurso de porristas.

Felices tras haber ganado el segundo lugar, el pasado viernes, los alumnos decidieron llegar un momento al mar, ya que varios de ellos no tenían el gusto de conocerlo.

Con información de El Debate