Centros de psicología para la comunidad

Centros de psicología para la comunidad

- in Internet, Local, Salud, Videos
64
Comentarios desactivados en Centros de psicología para la comunidad

MÁS INFORMACIÓN

Peleas entre hermanos

Tus hijos están jugando muy bien cuando de repente, se arma una verdadera pelea. Tranquilos, los pleitos entre hermanos son normales, parte de la convivencia. Les enseña y les ayuda a desarrollar sus habilidades sociales y solucionar conflictos con los demás. “Son más que nada por competencia entre ellos. Por el juguete, las cosas, la atención y el afecto de los papás. Y por celos”, explica Ana Lilia Ruiz Ochoa, licenciada en sicología educativa, y sicóloga del Colegio Bicultural Grinder.

Entre hermanos se aprende a perdonar y a olvidar, eso es lo normal. Hay momentos que te puedes enojar mucho con el hermano, pero después se perdonan y se olvida.

Atención

Cuando no pasa a la historia, cuando no se olvida, ahí es cuando los padres se tienen de preocupar. Si son muy frecuentes, perjudica la relación entre hermanos.

“Hay que actuar cuando ya estás viendo que la relación entre tus hijos se está viendo muy perjudicada, porque ya no solamente es una discusión que se acaba en un minuto, sino que ya es más larga, ya pasa a golpes, el coraje no se les pasa, queda resentimiento”, afirma la sicóloga educativa.

¿Qué hacer?

Hay que identificar el motivo, la causa del pleito y mediar para llegar a una solución positiva. Enseñarles a identificar y expresar sus sentimientos. Que puedan expresar qué sucedió, qué sentimientos les causa y cómo poderlo expresar sin lastimar a otro. Que aprendan a compartir.

Si hay un problema, escuchar lo que cada uno de los niños tiene que decir y darle la misma importancia. Invitarles a dialogar de manera sana y pacífica, expresando sus sentimientos y sus ideas.

“Se tiene que que dedicar un tiempo especial para cada uno de los hijos. Pero también fomentar el juego entre hermanos y fortalecer el canal de comunicación. Hacer actividades familiares”.

De las cosas que jamás deben hacer los papás son: comparar a los hermanos. Etiquetar a sus hijos, como el chistosito, el estudioso, el flojo. Participar en las burlas de un hermano al otro. Darle más atención a un hijo que al otro.

Muchos de los pleitos solo es cuestión de desviar su atención de lo que están haciendo hacia otras cosas. Si la pelea es muy fuerte, que puede llegar a la agresión física, sepáralos, sacarlos del mismo lugar y ya que se les haya bajado el coraje, júntalos para mediar y que solucionen la situación.

Los padres solo deben ser mediadores incluso, deben ser mediadores sólo en ciertos momentos. Porque deben de darle la oportunidad a sus hijos de solucionar las cosas por ellos mismos.

Un error común es cuando están chicos, darle preferencia al más pequeño, porque no sabe, no entiende. Y siempre el más grande tiene que entender y aceptar lo que haga el más chico, que si quiere si juguete hay que dárselo; si lo golpeó nimodo, pues al ‘bebé’ pues no se le puede regañar. “Y no, el más grande también tiene sus cosas, tiene su espacio, tiene sus sentimientos, eso es estarlo haciendo menos. Papá y mamá no se dan cuenta que le están dando mucho lugar al pequeño, porque está pequeño y no sabe, pero en realidad, le estás quitando autoestima y atención al niño mayor, por estar alzando al menor”, declara Ana Lilia Ruiz. Hay que enseñarle al más chico que no todo es como él quiere, no todo lo que él quiera es de él, que tiene a su hermano mayor y hay que respetarlo, respetar su espacio, sus cosas, su tiempo.

Facebook Comments

You may also like

Deja seis lesionados ¨Huamantlada¨

¨Los hechos se registraron en Tlaxcala¨ Tlaxcala.- La