2017, un año muy caro para vivir; ha sido implacable en los bolsillos

2017, un año muy caro para vivir; ha sido implacable en los bolsillos

- in Economía, Nacional
61
Fotografía: La Verdad

México.-El 2017 ha sido implacable en los bolsillos, al absorber un incremento de hasta el 12% en productos de la canasta básica, ropa, calzado, gas LP, energía eléctrica y gasolina.

De acuerdo a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) al menos 95 mil viven con ingresos de en entre uno y 1.5 salarios mínimos, lo que representa que fueron el sector más vulnerable ante el incremento en la canasta básica y servicios.

Otros 170 mil se encuentran en la franja de clase media baja, quienes también se encuentran altamente vulnerables, pues son personas que llegan a mantener hasta tres familiares, por lo que el gasto por persona se reduce de manera considerable.

Fotos: Erick Marfil

El Índice Nacional de Precios al Consumidor, que realiza el INEGI, dio a conocer que el incremento promedio entre septiembre del 2016 y septiembre del 2017 es del 6.35%, con picos de 7.5% en productos alimenticios, frutas y verduras con el 17.96% y energéticos con el 15.26%.

A pesar de que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) logró un aumento importante en el salario diario en México, al pasar de 73.9 pesos a 80.30 pesos por día en el 2017, este no ha sido suficiente para absorber los incrementos en cadena.

Y este aumento impactó en el gasto familiar de forma contundente.

Locatarios del Mercado 23, el más tradicional en Cancún, ha bajado el gasto per capita de los clientes, además de que reconocen que el incremento en los costos de transportación de los productos ha generado el encarecimiento de carne, frutas, verduras y abarrotes.

Esto es replicado en las grandes cadenas comerciales, que a pesar de que han podido absorber parte de los incrementos, no se han salvado de tener aumentos de entre el 5% y hasta el 15%.

Uno de los golpes más fuerte es el alimento para mascotas, pues algunas marcas ya se venden hasta 20% más caros que a inicios del año.

Este aumento y la valuación del dólar ha colocado en jaque también a empresarios restauranteros y hoteleros también.

Integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), tuvieron que incrementar sus precios entre un 5% y 15% para mediados de este año, debido al encarecimiento de la luz eléctrica y el gas LP.

“Intentamos primero reduciendo las porciones de comida, para evitar subir de precios, pero eso solo nos sirvió para los primeros meses del año, pues luego al final tuvimos que incrementar precios, porque nuestro margen de ganancia se reducía considerablemente y tenemos gastos y salarios que solventar”, señaló Viví Fuentes, locataria de un restaurante en la Av. Yaxchilán.

Con Información de La Verdad 

Facebook Comments

You may also like

Mujer se niega a quitar calcomanía con insulto a Donald Trump

Karen Fonseca menciona que ella sólo ‘ejerce su derecho